Diario del Altoaragón – Un cliente, una experiencia

Cuéntamelo y lo olvidaré, muéstramelo y quizás lo recordaré, involúcrame y lo entenderé.” Confucio.

Está comprobado que los clientes no se comportan siempre de modo racional, es más, en el proceso de compra el componente emocional es determinante. Estas emociones se convierten en elementos que rodean los factores racionales para convertir las experiencias de uso y consumo del producto, en momentos positivos, motivadores y memorables.

Cuando hablo de producto me refiero indistintamente tanto a bienes como a servicios, ya que no creo que sea preciso distinguir entre empresas de bienes o empresas de servicios, hoy por hoy en todas ellas el servicio juega un papel esencial.

El marketing de la experiencia, sensorial o emocional invita al cliente a vivir sensaciones diferentes y placenteras a partir de los productos, bienes o servicios, de nuestra empresa. Generar experiencias respecto a la percepción, sentimiento, pensamiento, acción y relación… Leer el artículo completo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.