Los años que vendrán III

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota. “

Madre Teresa de Calcuta

Leí hace tiempo estas palabras en Internet. Cuentan que están inscritas en la tumba de un obispo anglicano en la abadía de Westminster.

“Cuando yo era joven y libre, y mi imaginación no conocía límites, soñaba con cambiar el mundo. A medida que me fui haciendo mayor y más prudente, descubrí que el mundo no cambiaría, de modo que acorté un poco la visión y decidí cambiar solamente mi país.

Pero eso también parecía inamovible.

Al llegar a mi madurez, en un último y desesperado intento, decidí avenirme a cambiar solamente a mi familia, a los seres que tenía más próximos, pero ¡ay!, tampoco ellos quisieron saber nada del asunto.

Y ahora que me encuentro en mi lecho de muerte, de pronto me doy cuenta: «Sólo con que hubiera empezado por cambiar yo mismo», con mi solo ejemplo habría cambiado a mi familia.

Y entonces, movido por la inspiración y el estímulo que ellos me ofrecían, habría sido capaz de mejorar mi país y quién sabe si incluso no hubiera podido cambiar el mundo.”

LA GESTIÓN DE UNO MISMO

Algunos la han denominado como la última frontera del management. En mi opinión se trata de un aspecto fundamental para conciliar el ámbito personal y profesional. Además de una parcela vital que aumenta las posibilidades de éxito si se trabaja adecuadamente.

La gestión de uno mismo consiste en la adquisición de herramientas y habilidades que nos permitan planificar y desarrollar nuestro futuro profesional y personal. Para ello es fundamental desarrollar un Plan de acción personal (PAP) que conteste a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es mi situación actual? – DAFO personal
  • ¿Dónde me gustaría estar en un tiempo determinado?
  • ¿Qué tengo que hacer para alcanzar el objetivo?
  • ¿Cómo voy?

Se trata de establecer un libro de ruta que organice el camino  a seguir. Para ello, como he comentado en alguna ocasión, es básico actuar con disciplina y mejorar continuamente. Aprendiendo de los errores, sin desanimarse, para seguir caminando en busca de nuestro objetivo. Ese sueño que nos gustaría alcanzar.

LAS PIEZAS DEL PUZZLE

Al afrontar la gestión de uno mismo y establecer determinados retos, debemos ser capaces de articular cuatro piezas que serán vitales para obtener los resultados deseados.

  1. Aptitud: Adquirir una preparación y una serie de herramientas, variables en función del objetivo a alcanzar, que serán esenciales para llegar a la meta. Son los conocimientos necesarios para llevar a cabo nuestro sueño.
  2. Actitud: Nuestra forma de actuar, la predisposición al trabajo, el optimismo, la constancia, el no caer en el desánimo se convertirán en excelentes compañeros de viaje
  3. Sueños: Marca los objetivos adecuados,  ambiciosos pero a la vez realistas. Piensa donde te gustaría estar dentro de “X” años. Enfoca tus esfuerzos en la consecución de esas metas y ponte a trabajar.
  4. Circunstancias: Adapta tus circunstancias al objetivo. Aunque en estos momentos tu situación laboral, personal… sea compleja, modela tus circunstancias para ir poco a poco creando la situación óptima que te ponga en la dirección correcta.

La combinación de estos 4 elementos es la llave que abre la puerta al final del camino. La clave de nuestra carrera profesional. Trata de maximizar los dos primeros, buscando la excelencia, y de equilibrar los dos últimos.

MI DEFINICIÓN DE ÉXITO

Reflexiona sobre tu definición de éxito, huye de los estereotipos, evita el que dirán y olvida la presión social. Básicamente el mayor de los éxitos es ser feliz y estar en paz con uno mismo. Pero es importante que profundicemos en esta cuestión.

¿Qué es lo que determinará tu éxito?

Busca tu definición, sin ella nunca lo obtendrás. Recuerda que todo es relativo y el éxito todavía más.

PREPARADOS, LISTOS…YA

La carrera ha comenzado. Elabora tu estrategia, establece la dirección correcta y comienza a caminar. Recuerda que para realizar un gran viaje es preciso dar el primer paso, y luego otro, y otro, y otro…

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.