Un pueblecito finés

“No se puede gestionar el cambio, sólo se puede ir por delante de él” Peter Drucker

Allá por 1865, Fredik Idestam, ingeniero de minas finés, creo una fábrica de pasta de papel que con el paso de los años comercializó también calzado, neumáticos, impermeables…Ciento treinta y tres años después alcanzó el liderazgo mundial comercializando teléfonos móviles.

La empresa en cuestión se llama Nokia, una de las compañías más innovadoras del planeta que nació en un pequeño pueblecito de Finlandia. Nokia es una una localidad de 28.000 habitantes, situada a 16 kilómetros de Tampere, la tercera ciudad de Finlandia. Allí, a orillas del río del mismo nombre, se creó una compañía papelera que se ha convertido en el actual gigante de las telecomunicaciones.

Nokia ha sabido adaptarse continuamente a lo largo de su historia, reinventándose y apostándo por la creatividad como elemento fundamental de su desarrollo.

En toda su historia ha habido momentos malos, algunos casi le condenaron a desaparecer, hasta que destronó a Motorola convirtiéndose en líder mundial del sector. Nokia renovó sus teléfonos apostando por el diseño y la personalización del celular obteniendo un rotundo éxito en el mercado.

Ha sido una constante en la compañía finesa la búsqueda de nuevos caminos que permitieran obtener mejores resultados con la creatividad y la innovación como compañeras de viaje.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.